SALA DE PRENSA

Trump aplaza la decisión sobre su posible retirada del Acuerdo de París

La Casa Blanca ha aplazado una reunión prevista en principio para el martes 9 de mayo en la que los máximos responsables del equipo de Donald Trump debían tomar una postura respecto a la posible retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

De forma paralela, los países participantes en la conferencia de la ONU sobre cambio climático, que se celebra en Bonn (Alemania) del 8 al 18 de mayo, siguen a la expectativa de la decisión de la Casa Blanca. Aunque pueda parecer sorprendente en una decisión tan transcendental como ésta, Donald Trump parece haber delegado la representación de Estados Unidos en su hija Ivanka, una persona sin especiales conocimientos sobre cambio climático y relaciones internacionales.

Un alto funcionario de la Casa Blanca cuya identidad no ha sido revelada habría indicado a la agencia Reuters que Donald Trump mantiene su postura inicial (manifestada de forma repetida durante la campaña electoral) de abandonar el Acuerdo de París o por lo menos dejar sin efecto la participación e Estados Unidos. Pese a ello, esa misma fuente anónima habría indicado que Ivanka Trump estableció un proceso de revisión para asegurarse de que recibió información de expertos en el sector público y privado antes de tomar una decisión.

Donald Trump prometió durante la campaña presidencial que Estados Unidos se retiraría o renegociaría el Acuerdo de París, pero en los 100 primeros días de mandato ha mostrado una postura ambigua al respecto. Los altos cargos con competencias en esta materia parecen divididos acerca de qué hacer con el acuerdo ratificado; que obligaría a Estados Unidos ha participar activamente en la lucha contra el cambio climático.

Altos cargos

El Secretario de Estado y el administrador de la Agencia del Medio Ambiente mantienen algunas diferencias sobre el futuro del Acuerdo de París

El secretario de Estado Rex Tillerson, ex ejecutivo de la petrolera Exxon, dijo en su audiencia de confirmación del Senado, en enero, que apoya permanecer en el Acuerdo de París. Pero el administrador de la Agencia de Protección Ambiental, Scott Pruitt, dijo el pasado mes de abril que el Acuerdo de París, “es un mal negocio para Estados Unidos” que costará empleos.

Frente a la postura de la Casa Blanca sobre el cambio climático y el Acuerdo de París, durante las últimas semanas se ha incrementado el número de empresas, entidades y científicos que reclaman que Estados Unidos siga colaborando activamente en las acciones globales conta el cambio climático.

Reunión de los líderes mundiales

Donald Trump podría aprovechar la próxima reunión del G-7 para conseguir ventajas para Estados Unidos a cambio de no abandonar el Acuerdo de París

Según la agencia Blooberg, el presidente Donald Trump no decidirá si mantiene a Estados Unidos en el acuerdo climático de París hasta que se reúna con los líderes mundiales en la cumbre del Grupo de los Siete a finales de mayo. Trump podría aprovechar la ocasión para presionar a los líderes mundiales para obtener concesiones a cambio de mantener la participación en el Acuerdo de París, según apunta Blooberg

El aplazamiento podría dar más tiempo a los altos funcionarios de Estados Unidos para estudiar los beneficios potenciales y riesgos legales de permanecer en el pacto global de reducción de la emisiones de carbono alcanzado entre cerca de 200 naciones en diciembre de 2015.

Fuente: La Vanguardia