SALA DE PRENSA

Ribera pide “una rapidísima adecuación” de la automoción al cambio climático

La ministra española de Transición Ecológica, Teresa Ribera, defendió hoy “una rapidísima adecuación” de la industria del automóvil en España a la lucha contra el cambio climático, si bien desde el Gobierno ofrecerá “un cierto tiempo para facilitar ese cambio”.

“La industria del automóvil en España necesita una rapidísima adecuación a lo que es el proceso de transformación al que hacen frente. Acabamos de llegar al Gobierno y creo que se necesita un cierto tiempo para facilitar ese cambio”, dijo la ministra a su llegada a un Consejo de ministros de Ecología de la Unión Europea celebrado en Luxemburgo.

Ribera y sus homólogos analizarán en ese Consejo la propuesta que presentó el pasado noviembre la Comisión Europea, que aboga por establecer límites más estrictos a las emisiones contaminantes de los vehículos en 2025 y 2030.

Según esa propuesta, los fabricantes deberán reducir sus emisiones contaminantes en el primer horizonte en un 15 % (hasta los 80 gramos de CO2 por kilómetro frente a los 95 actuales) y en el segundo se pone el listón un 30 % más bajo, en 66,5 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

“Hoy por hoy lo prudente es mantenerse moderadamente exigente, por debajo de lo que creo que necesitamos pero a la altura de lo que me parece estamos en condiciones de ofrecer”, dijo Ribera, quien indicó que España apoyará “la posición defendida por la Comisión”.

No obstante, Ribera subrayó que “la industria del automóvil presente en España, y la industria auxiliar, deben reflexionar sobre cuál es la mejor estrategia empresarial, sabiendo que el escenario de futuro, de demanda de sus clientes y de demanda institucional está cambiado de forma muy importante”.

“Todos sabemos que es imposible lograr la descarbonización de la economía si no hay un proceso gradual, importante, serio y sostenido de cambio en nuestro sistema de movilidad”, agregó la ministra a su entrada a la reunión en Luxemburgo.

En ese sentido, indicó que la propuesta de la Comisión Europea, que la industria automovilística considera demasiado agresiva, todavía “es insuficiente desde el punto de vista de la reducción de las emisiones de efecto invernadero a cero pero (…) da una oportunidad de aceleración a la industria del automóvil”.

La ministra recordó que la industria del automóvil “moviliza alrededor del 10 % del PIB” de España.

Por otro lado, el consejo ministerial adoptará unas conclusiones sobre economía circular que pretende impulsar “un cambio importantísimo en el modo que tenemos de producir y consumir” dentro de un debate en pleno ejercicio en Europa e “incipiente en España, con un gran interés por esa industria emergente que ve el futuro de una manera diferente”, señaló Ribera.

“Para España significa transformar de forma importante sus incentivos fiscales, su seguimiento en torno al impacto que tienen la industria y una capacidad de impulso de las administraciones públicas, cuya contratación representa alrededor del 20 % del PIB”, indicó.

Los ministros de los países de la UE también debatirán sobre una propuesta de actualizar de la directiva sobre acceso al agua potable en la Unión y la estrategia a largo plazo para cumplir con el Acuerdo de París contra el calentamiento global.

Fuente: La Vanguardia