SALA DE PRENSA

Rajoy contra el cambio climático: sus propuestas

Mariano Rajoy ha dejado atrás toda muestra de escepticismo hacia el cambio climático y se ha puesto a la cabeza de la Unión Europea en los compromisos para luchar contra este riesgo mundial. «El escepticismo ha pasado a mejor vida», ha afirmado la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. Entre otras medidas, Rajoy ha anunciado en París una nueva ley contra el Cambio Climático y el doble de fondos de financiación a programas de ayuda.

Esta legislatura, el Gobierno ha puesto en marcha medidas como programas de renovación de la flota de vehículos, actuaciones para aumentar la eficiencia energética en edificios; o financiación de proyectos concretos de reducción de emisiones, entre otras.

Los objetivos de España, después de 2020, son:

– Junto a los socios europeos, ha asumido el compromiso de reducir las emisiones en, al menos, un 40% en el año 2030 respecto a 1990.

– En relación con la movilización de recursos financieros a países en desarrollo en sus esfuerzos para llevar a cabo actuaciones en su lucha contra el cambio climático, el compromiso de España es claro: en los últimos cuatro años, España ha aportado 1.400 millones de euros.

Además el Gobierno ha acordado la contribución financiera de España al Fondo Verde del Clima por 120 millones de euros entre 2015 y 2020.

– España aumentará sustancialmente sus aportaciones anuales a proyectos que favorezcan la transición a una economía baja en carbono, en países en desarrollo, hasta llegar a duplicarlas a partir del año 2020, alcanzando niveles en el entorno de los 900 millones al año.

Respecto a la nueva ley de Cambio Climático, los objetivos son:

– Recogerá los compromisos de España en materia de cambio climático y descarbonización de la economía, en particular, en reducción de emisiones, mejora de la eficiencia energética y participación de las energías renovables.

– Creará un marco institucional único, que dote de agilidad y coherencia a todas las actuaciones y promoverá aquellas que tengan mayor capacidad de reducir emisiones al menor coste, teniendo en cuenta su impacto sobre la actividad económica y la creación de empleo

– Abordará un diseño a medio plazo y coordinado de todos los recursos que las administraciones públicas españolas destinen al cumplimiento de los objetivos de cambio climático y racionalizará la fiscalidad medioambiental para que contribuya a alcanzar los objetivos en materia de cambio climático, crecimiento y empleo.

– Recogerá un marco integrado para la asignación de los derechos de emisión a las industrias, desarrollando el futuro mercado de derechos y también recogerá un marco integrado para asignar los recursos provenientes de las subastas de derechos de emisión a actividades de lucha contra el cambio climático, incluida la financiación de energías renovables, de acuerdo a lo dispuesto en la normativa europea.

– Promoverá la aplicación justa y proporcionada de la normativa climática y de la asignación gratuita de derechos de emisión para evitar la deslocalización de industrias y la fuga de carbono.

– Promoverá la reducción de emisiones en los sectores difusos de forma equilibrada y transparente y también el aumento de la cuota de energía procedente de fuentes renovables en el transporte, en particular a través de biocombustibles.

-Coordinará todos los programas y actuaciones, de apoyo a la eficiencia energética, en particular en los ámbitos de transporte, edificación y alumbrado público; de apoyo a las tecnologías renovables y a la I+D e innovación para la consecución de objetivos de reducción de emisiones y adaptación al cambio climático.

– Promoverá el desarrollo de infraestructuras energéticas sostenibles, en particular, asegurando un nivel adecuado de interconexión con el sistema eléctrico europeo, que nos permita integrar eficientemente las renovables en el mix energético y cumplir con nuestros compromisos en este ámbito.

– Incluirá la metodología y procedimiento de medición de emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes para elaborar el inventario español de los mismos y sus proyecciones.

– Establecerá un marco de coordinación y simplificación de las actividades de evaluación de impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático; incluyendo disposiciones en los ámbitos de biodiversidad, recursos hídricos y zonas costeras, entre otros.

– Promoverá la toma en consideración de criterios de acción climática en los programas e instrumentos de apoyo a la internacionalización de la empresa española y en la programación de actuaciones de la ayuda al desarrollo.

– Potenciará las acciones de sensibilización social en la lucha contra el cambio climático, estableciendo canales de participación y visibilizando los esfuerzos de los agentes económicos en este ámbito, siguiendo el modelo del sistema de Registro de la huella de carbono.

Fuente:  ABC