SALA DE PRENSA

El Parlamento Europeo aprueba nuevas normas para reducir emisiones de CO2

El Parlamento Europeo ha aprobado este martes nuevas normas para acelerar el recorte de las emisiones industriales de CO2, y avanzar así hacia los objetivos asumidos por la UE en el marco del acuerdo de París. Para ello reducirá los derechos de emisión disponibles, y creará dos fondos para proyectos de bajas emisiones.

El Parlamento Europeo ha aprobado nuevas normas para acelerar el recorte de las emisiones de CO2 y cumplir así con los objetivos del acuerdo de París. Según informábamos recientemente, aunque a pesar de que en 2016 la economía mundial logró una tasa de reducción de emisiones de carbono de un 2,6%, en 2017 y previsiblemente en 2018, la tasa de emisiones estaría aumentando de nuevo a niveles del 2%. Esto supone que el tiempo se está agotando para poder mantener nuestra temperatura promedio global un máximo de 1,5ºC.

Así las cosas, el Parlamento Europeo (PE) aprobó el martes diversas medidas que tendrán que ser refrendadas por el Consejo y posteriormente publicadas en el Diario Oficial de la UE. Según la nota emitida por el PE, la legislación intensificará el ritmo de reducción de derechos de emisión disponibles en el “mercado del carbón” del sistema europeo de comercio de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés). El mercado ETS cubre alrededor del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE.

Cambios en los derechos de emisión

Se incrementará la reducción anual de la cuota de derechos de emisión colocados en el mercado hasta el 2,2% a partir de 2021 (estaba planeado un 1,74% hasta ahora), y se reevaluará anualmente para elevarla en 2024.

Se pretende incentivar el recorte de las emisiones mediante el aumento del precio de los derechos. Para conseguir el aumento del precio se duplicará la capacidad de la reserva de estabilidad del mercado ETS para absorber el exceso de derechos de emisión en el mercado. Una vez activada, absorbería hasta un 24 % de los derechos de emisiones en exceso en cada ejercicio, durante los cuatro primeros años.

Fondos para reducir emisiones

Se crearán dos nuevos fondos. Unos de ellos de “modernización” para ayudar a actualizar los sistemas energéticos en los países de la UE de menor renta. Se endurecerán las normas de financiación para evitar su uso para proyectos de carbón aunque exceptuarán la calefacción urbana en países con menos recursos.

El otro fondo se utilizará para apoyar proyectos de energías renovables, de captura y almacenamiento de carbono y los proyectos de innovación de baja emisión de carbono.

Protección contra la “fuga de carbono”

Sin embargo, y para evitar la fuga de la producción de empresas europeas a otras áreas por las restrictivas medidas en materia de reducción de emisiones, el PE ha establecido que los sectores con mayor riesgo reciban sus derechos de emisión de forma gratuita. Otros sectores menos afectados recibirán gratis el 30%.

Según la ponente Julie Girling (ECR Reino Unido), “Se ha hecho lo posible por lograr un acuerdo ambicioso. Hemos resuelto muchos problemas, desde un precio demasiado bajo para el carbono al difícil equilibrio entre los objetivos medioambientales y la protección de la industria europea”.

Fuente: Energy News