SALA DE PRENSA

Madrid asegura que el nuevo Plan de Calidad del Aire aportará medidas para cumplir los límites de la UE en contaminación

El Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que tiene listo el nuevo Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático que presentará en breve en Junta de Gobierno, y que introducirá cambios estructurales en la ciudad para cumplir los límites que marca la Unión Europea (UE) sobre emisiones de gases contaminantes.

Así lo recalca el Consistorio en un comunicado tras conocer que la Comisión Europea ha enviado este miércoles un ultimátum a España para que tome medidas en el plazo de dos meses para resolver el problema del “incumplimiento constante” de los límites de contaminación atmosférica correspondientes al dióxido de nitrógeno (NO2) en Madrid y dos aglomeraciones en Barcelona.

El objetivo de este plan evitará elevadas emisiones de NO2 y mejorar la calidad del aire. Con ello, se pretende evitar efectos en la salud de la contaminación, respeto de los límites máximos de emisiones que marca al UE.

También persigue el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), acordados por las entidades locales en relación con el Acuerdo de París (alcanzar la reducción de un 40% de las emisiones de GEI en 2030, respecto a las de 1990) y el compromiso local de reducción del 50 por ciento de las emisiones causadas por la movilidad urbana en 2030 con respecto a 2012.

Para ello propone actuaciones sobre la red viaria y el espacio público dirigidas a la reducción de la intensidad de tráfico privado y la promoción de los modos activos de movilidad y medidas sobre el parque móvil y la ordenación de sectores clave “con alto impacto” en los patrones de movilidad y la calidad del aire.

También programa de regeneración y naturalización urbana

gestión urbana baja en emisiones y eficiencia energética a través de la regeneración y rehabilitación energética de viviendas, el fomento de la sustitución de combustibles de calefacción contaminantes, el impulso a la generación distribuida y al uso de energías renovables, y la reducción de emisiones en la gestión de los residuos urbanos.

Además y en paralelo a la elaboración de ese plan, el Ayuntamiento recuerda que ha afrontado seis episodios por alta contaminación de dióxido de nitrógeno.

Tras el dictamen emitido por la Comisión Europea, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha querido hacer un llamamiento a la colaboración institucional para luchar contra este reto.

“El dióxido de nitrógeno es un problema para municipios, comunidades y países, y la solución debe venir de decisiones normativas y reguladoras tanto de los gobiernos locales, como autonómicos y nacionales, trabajando en colaboración”, ha aseverado.

CRONOLOGÍA DEL PROCESO DE INFRACCIÓN

El Ayuntamiento explica que, en virtud de la directiva europea de emisiones, el Consistorio explica que en 2016 se incumplieron “un año más” los objetivos de calidad del aire fijados para el dióxido de nitrógeno y también para el ozono troposférico.

El Consistorio recalca que Madrid “nunca” ha cumplido los valores límite de NO2 desde su entrada en vigor en 2010.

Así, con fecha 19 de junio de 2015, la Comisión Europea hizo llegar al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación un procedimiento de infracción por incumplimientos de la directiva.

Luego, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación remitió a las corporaciones locales afectadas en junio de 2015 la Carta de Emplazamiento al Gobierno central, entre ellas a la ciudad de Madrid, por la que la Comisión Europea solicitaba a España que presentara sus observaciones sobre el problema del incumplimiento de los valores límite de NO2 en los años 2010, 2011, 2012 y 2013.

A su vez, el nuevo equipo de Gobierno municipal contestó en septiembre informando de las medidas urgentes adoptadas por el Ayuntamiento de Madrid para el cumplimiento de los valores límite de NO2 fijados en la normativa europea, como el nuevo protocolo para periodos de alta contaminación.

El Ayuntamiento informó igualmente de que iniciaba el proceso de elaboración de un nuevo Plan de acción, “ambicioso y eficiente”, capaz de reducir la contaminación de Madrid de forma permanente, a través de medidas estructurales en la ciudad.

SITUACIÓN ACTUAL

La nueva acción de la Comisión Europea supone un paso más en el trámite sancionador iniciado en junio de 2015, ante las superaciones de los límites permitidos para este contaminante en las tres zonas referidas.

El dictamen motivado de hoy se emite si el estado miembro no responde a la carta de emplazamiento emitida previamente, o si la respuesta no es satisfactoria y el resultado continúa siendo el incumplimiento de la normativa.

Este paso al segundo escalón en el proceso exhorta en este caso al Gobierno central, que deberá contestar en un plazo de dos meses. De no resolverse este contencioso entonces, la siguiente actuación sería la presentación de recurso ante el Tribunal de Justicia Europeo a petición de la propia Comisión, que podría llegar a solicitar al Tribunal que imponga el pago de sanciones de forma coercitiva.

Fuente: La Vanguardia