SALA DE PRENSA

Los mares y océanos se quedan sin oxigeno por el cambio climático

El volumen de agua de mares y océanos que está completamente desprovisto de oxígeno (anóxico) se ha más que cuadruplicado en los últimos 50 años. A medida que el agotamiento del oxígeno se vuelve más severo, persistente y generalizado, una mayor fracción de mares y océanos pierde su capacidad de soportar biomasa; es decir, la diversidad de animales, plantas, algas y microorganismos que convierten a estas aguas en fuente de recursos y regulador natural del planeta.

Esta es la principal conclusión de un estudio internacional que publica esta semana la revista Science . Los autores destacan que el calentamiento global (cambio climático) impulsado por la acumulación de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono) es la causa principal probable de esta desoxigenación en curso en muchas partes de los mares y océanos de todo el planeta.

El efecto del cambio climático en los océanos, que incluye la acidificación del agua y la pérdida de oxigeno que ahora se documenta, provoca complejas interacciones que perjudican una gran multitud de formas de vida y reduce la capacidad de los océanos para proveer de bienes ambientales como los recursos pesqueros, recuerdan los autores.

Además del cambio climático, el estudio publicado ahora en Science recuerda que el vertido de residuos o la escorrentía de los desechos humanos y restos de fertilizantes también influyen negativamente en la presencia de oxigeno en el agua de mares y océanos.

“Para muchos organismos marinos, los niveles más bajos de oxígeno pueden reducir la supervivencia y el crecimiento, alterar el comportamiento, perjudicar la reproducción, alterar la respuesta inmune y aumentar la enfermedad”, destaca la revista Science en el resumen de las conclusiones de este estudio.

Daños colaterales

La reducción del oxigeno en el agua marina es uno de los efectos más negativos de la actividad humana en el conjunto del medio ambiente del planeta

“La disminución del oxígeno en el océano se encuentra entre los efectos más graves de las actividades humanas en el medio ambiente de la Tierra”, aseguró Denise Breitburg, autora principal y ecologista marina del Smithsonian Environmental Research Center.

La investigadora dijo que el oxígeno es “fundamental” para la vida en los océanos y recordó que aproximadamente la mitad del oxígeno de la Tierra proviene de estas aguas.

“Para detener el declive, el mundo necesita frenar el cambio climático y la contaminación por nutrientes”, afirmó Lisa Levin, oceanógrafa biológica de la Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de California en San Diego.

El informe es el primero en analizar de manera tan exhaustiva las causas, las consecuencias y las soluciones del bajo nivel de oxígeno en las aguas de todo el mundo, tanto en mar abierto como en las costas.

“Los efectos combinados de la carga de nutrientes y el cambio climático aumentan enormemente la cantidad y el tamaño de las zonas muertas en el océano abierto y en las aguas costeras, donde el oxígeno es demasiado bajo para soportar la mayor parte de la vida marina”, concluyó Vladimir Ryabinin, un de los 26 coautores del estudio.

Fuente: La Vanguardia