SALA DE PRENSA

Las nuevas tecnologías generan nuevos modelos de gestión de residuos. Carlos Fernández , junio 2018

El pasado 30 de Mayo se presentó durante las jornadas del ciclo de vida del agua realizadas en el CosmoCaixa Barcelona, una innovadora tecnología para inertizar residuos orgánicos e inorgánicos, soluciones tecnológicas para separar líquido de sólido mediante una deshidratación al vacío y alta presión desarrollada y fabricada por una empresa de nuestro país. La tecnología H2O-NOV recupera el agua intrínseca de cualquier materia con unos valores de pureza óptimos para su reutilización como agua de limpieza, riego e incluso su vertido directo en vías fluviales, gracias a la pureza del agua obtenida. La parte sólida completamente seca queda inerte de bacterias, virus, hongos y semillas, dejando un producto que no afecta a la salud de las personas ni al medio ambiente, gracias a su tratamiento autoclave, estos productos adquieren una valorización como fertilizante orgánico rico en NPK o bien como biomasa combustible, según el tipo de caracterización del producto inicial. Las pruebas realizadas han obtenido resultados excelentes con diferentes tipos de residuos como los lodos fecales, los purines de cerdo, los derivados del petróleo y los lixiviados entre otros.

Gracias a su innovador diseño, este sistema no requiere prácticamente de energía para su proceso de deshidratación, siendo retroalimentado en un 100% mediante energías renovables con lo que no requiere la dependencia de energía convencional externa para su proceso. Esta cualidad ofrece plantas de tratamiento autosuficientes energéticamente, capaces de tratar 100.000 litros de producto líquido al día o bien 100 toneladas de producto sólido al día, pudiéndose escalar hasta la cantidad diaria requerida en cada caso.

Las estaciones de tratamiento H2O-NOV Technology se presenta en dos formatos de solución posibles, el primero como planta de tratamiento físico instalado en edificio de entorno a los 250 m2 y como segunda opción una planta de tratamiento móvil mediante una unidad que podrá dar servicio a domicilio, esta segunda opción dispone de una capacidad de tratamiento de 30 toneladas/día y abre la puerta al desarrollo de diferentes modelos de tratamiento de residuos.

En los próximos 2 años nuestras empresas deberán hacer inversiones en soluciones medio ambientales, volviendo a descapitalizarse para recibir ayudas a 1 o 2 años vista. El nuevo modelo de tratamiento diseñado por nuestra compañía puede generar riqueza reduciendo al mínimo los costes de transporte de residuos, ofreciendo la eliminación del producto contaminante como servicio, sin necesidad de transportar el residuo hasta vertederos o incineradoras. Las unidades de tratamiento H2O-NOV pueden trasladarse hasta donde se genera el residuo.

A partir de 2019 tendremos la oportunidad, no solo de frenar el cambio climático reduciendo la huella del transporte y la generación de vertidos contaminantes, sino que vez el ser humano podrá generar subproductos derivados de los residuos, aportando 2 tipos de productos de valor, como el agua y materia sólida con un mayor ciclo de vida más ecológico, que no solo frenará el cambio climático sino que retorna al planeta toda su vitalidad natural.

Las unidades móviles de tratamiento ofrecen la oportunidad a través de la contratación de un servicio cumplir los objetivos medio ambientales establecidos por las nuevas políticas de gestión europeas, que entrarán en vigor en los próximos años sin necesidad de hacer inversiones, lo que propicia el NO endeudamiento de muchas de nuestras empresas.

El futuro plan de gestión presentado por H2O-NOV requiere de una subestación instalada in situ en la propiedad del generador de residuos, donde se acoplará y conectará el vehículo de tratamiento, retornando toda el agua en un depósito de licuados para labores de limpieza, riego u otros cometidos al finalizar el inertizado. Este proceso no generará ningún tipo de emisiones ni impacto al medio ambiente, ya que el vehículo es 100% eléctrico reduciendo a cero su huella de carbono en el transporte. El remolque donde se ubica la estación de servicio, está equipado con placas solares fotovoltaicas y un sistema de acumulación por baterías de última generación, donde se alimentará de la energía necesaria para el proceso de inertización gracias al muy bajo requerimiento energético, además la subestación dispondrá de energía biomasa a través de un caldera HRC de la marca Española H2O Renovables, la cual se ha acreditado en Mayo 2018 como una de las más eficientes y menos contaminantes del mercado, hibridada a su vez con el sistema solar fotovoltaico se obtiene una solución sostenible capaz de retroalimentarse energéticamente para garantizar suministro de energía 24h/365 días.

La unidad de tratamiento una vez en la subestación, despliega una superficie de captación solar de 75 m2, capaz de dar servicio al tratamiento de inertizado de residuo y recargar con el sobrante de energía las propias baterías del vehículo que la transporta. Este concepto ofrece un gran valor ya que el vehículo no requiere de retornar a una base de recarga con el consiguiente tiempo de espera, sino que mientras se realiza el proceso de tratamiento de residuos, se alimenta del sobrante eléctrico para su propia recarga.

Nuestra compañía H2O-NOV Technologies, lidera un proyecto donde se ha conseguido hibridar hasta 4 patentes propias en eficiencia energética desarrolladas por la misma, con el resultado de una solución real, compacta, e innovadora capaz de hacer frente a los retos medioambientales y a la gestión de residuos que España deberá cumplir a partir del 2020.

Carlos Fernández

CEO de H2O Air Quality

Empresa Miembro de la Fundación Privada Empresa y Clima