SALA DE PRENSA

Las empresas apuestan por las renovables para frenar el cambio climático

Las empresas tienen que aprender a gestionar los riesgos derivados del cambio climático en el desarrollo de nuestros negocios, según los expertos reunidos en la Jornada 100% Energías Renovables y Cambio Climático.

El cambio climático es uno de los mayores retos a los que tendrá que enfrentarse la humanidad en los próximos años. Un reto que requiere del compromiso de países y empresas para avanzar hacia un nuevo entorno que sustituya las emisiones de carbono por energías renovables eficientes y respetuosas con el medio ambiente. En este nuevo entorno, las empresas e industrias han de jugar un papel fundamental y deberán adaptarse al nuevo paradigma energético global. “Las empresas tenemos que aprender a gestionar los riesgos derivados del cambio climático en el desarrollo de nuestros negocios”, ha asegurado Joaquín Mollinedo, director general de Relaciones Institucionales de Acciona, durante la inauguración de la Jornada 100% Energías Renovables y Cambio Climático: “El Futuro Ahora”, organizado por EXPANSIÓN en colaboración con Unesco, y con el patrocinio de Acciona.

En este sentido, Mollinedo ha destacado la importancia de la “descarbonización de la energía” en el sector y ha puesto de manifiesto la contribución de Acciona a este respecto al evitar la emisión de 68 millones de toneladas de CO2.

La energía guarda una intrínseca relación con la pobreza y las renovables tienen la oportunidad, de acabar con los problemas de acceso a la energía de aquellos países en vías de desarrollo. “El problema del acceso a la energía no se puede resolver salvo que proporcionemos un apoyo masivo al desarrollo de las energías renovables”, ha señalado Osman Benchikh, jefe de Innovación y Desarrollo de la División de Ciencias e Ingeniería de Unesco.

En esta línea, Rafael Mateo, consejero delegado de Acciona Energía, ha reclamado acabar con la falsa creencia de que las energías renovables no son competitivas y requieren de subsidios para su implantación y explotación. “Hoy se puede afirmar que las tecnologías renovables maduras, como la eólica o la fotovoltaica, son mucho más competitivas que cualquier otra fuente energética”. “Estamos engañando a las personas diciendo que las renovables son subsidiadas y no decimos que subsidiamos energías fósiles que, además de sucias, están ayudando a financiar el terrorismo”, ha apuntado, por su parte, Pedro Ballesteros, administrador principal de la Dirección General de Energía de la Comisión Europea.

Fuente: Expansión