SALA DE PRENSA

Las emisiones del transporte aéreo en Europa aumentaron un 3,6 % en 2015

Las emisiones verificadas de vuelos entre aeropuertos ubicados en el Espacio Económico Europeo alcanzaron los 56,9 millones de toneladas de CO2 en 2015, lo que representa un incremento del 3,6 % con respecto al año anterior, informó hoy la Comisión Europea (CE).

En un informe sobre el sistema europeo de comercio de emisiones (ETS, en sus siglas en inglés) en 2015, la CE recuerda que todos los operadores aéreos comerciales y no comerciales con importantes emanaciones tienen que rendir cuentas por las mismas en vuelos dentro del Espacio Económico Europeo en el periodo 2013-2016.

Las aerolíneas tenían que informar de sus emisiones en 2015 hasta el 30 de marzo pasado y presentar los correspondientes derechos hasta el 30 de abril.

En este contexto, las emisiones verificadas de vuelos entre aeropuertos situados en el Espacio Económico Europeo fueron de 56,9 millones de toneladas de CO2 el año pasado, frente a los 54,9 millones de toneladas de 2014.

Las aerolíneas responsables de más del 99 % de las emisiones de aviación cubiertas por el ETS europeo cumplieron con la legislación en 2015, lo que incluye a más de 100 operadores comerciales con base fuera de la UE, pero que operan vuelos dentro del Espacio Económico Europeo, señaló la CE.

El ETS europeo cubre a más de 11.000 centrales eléctricas y plantas de manufacturación en los 28 Estados miembros, Islandia, Noruega y Liechtenstein, así como las emisiones de compañías que vuelan entre aeropuertos europeos.

En su informe, la Comisión indica que, en general, las emisiones de gases con efecto invernadero de instalaciones que participan en el sistema bajaron un 0,37 % el año pasado con respecto al nivel de 2014, con emanaciones de CO2 de 1.800 millones de toneladas.

El cumplimiento fue igualmente elevado, dado que menos del 1 % de las instalaciones que informaron de emisiones en 2015 no presentó derechos que cubrieran todas sus emanaciones en la fecha límite del 30 de abril, de acuerdo con la CE.

Por su parte, el superávit de derechos de emisiones generado en el sistema desde 2009 se redujo considerablemente el año pasado, como resultado del denominado “back-loading”, que pospuso la subasta de 300 millones de derechos de 2015 a 2019-2020, y unas emanaciones estables, detalla la CE.

El excedente se sitúa en 1.780 millones de derechos por esta medida, sin la cual habría sido casi un 40 % mayor a finales de 2015, indica la Comisión.

Además, se intercambiaron 200 millones de créditos internacionales menos para derechos de ETS el año pasado en relación al año anterior y no se han monetizado derechos en 2015 para el programa NER 300, que financia proyectos energéticos de bajas emisiones de carbono, frente a los 100 millones de derechos en 2014.

El total de créditos internacionales intercambiados en derechos ETC europeos desde la función que entró en vigor en marzo de 2014 asciende a 410,6 millones.

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, resaltó que las “buenas noticias son que las emisiones del ETS europeo han bajado ligeramente el año pasado, lo que confirma la tendencia descendiente durante los últimos cinco años”.

Dijo que 2015 marcó el “primer año en el que el superávit se redujo considerablemente en el mercado de carbono europeo, gracias al aplazamiento de las subastas de derechos”.

En su opinión, ello “demuestra que nuestros esfuerzos por hacer frente al grave desequilibrio en el mercado comienzan a dar sus frutos” y que “la Reserva para la Estabilidad del Mercado tendrá que completar el trabajo”.

Fuente: Terra