SALA DE PRENSA

La ONU alerta de costes “altísimos” por no actuar contra cambio climático

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, ha advertido hoy de que “los costos de la no acción” en la lucha contra el cambio climático son “altísimos”, por lo que considera necesario “mantenerse activo y actuar con urgencia”.

La diplomática mexicana ha realizado estas afirmaciones durante la rueda de prensa en la que ha comparecido junto a su predecesora en el cargo, Christiana Figueres, con motivo de la entrega del Premio Princesa de Asturias de la Cooperación Internacional 2016, concedido a la CMNUCC, junto con el Acuerdo de París.

Espinosa ha reivindicado una actuación con urgencia que evite el aumento del calentamiento del planeta, donde los efectos negativos “ya se están viendo en la actualidad”.

Ha reconocido que uno de los retos del Acuerdo de París contra el cambio climático es “explicar mejor” a la ciudadanía el contenido que encierra esa firma, que exige ahora llevar a cabo la implementación.

“El Acuerdo de París es un gran hito en la historia de la cooperación internacional”, ha considerado Espinosa, en alusión al documento que persigue limitar el calentamiento climático, suscrito en diciembre de 2014.

También ha valorado el “cambio de mentalidad enorme” que se da en los jóvenes, con mayor concienciación sobre las causas que incrementan la temperatura, y ha mencionado como ejemplo la conversación mantenida con su hijo, que le dejó “impactada” cuando le comentó que no le resultaba necesario utilizar el coche para ir a la universidad, a la que prefería “ir en bici o usar transporte público”.

Para Christiana Figueres el mundo tiene “voluntad política, tecnología y los recursos financieros” necesarios para lograr los objetivos contemplados en el Acuerdo de París contra el cambio climático, que tiene entre sus objetivos evitar una subida de temperaturas por encima de los dos grados con relación a las de la época preindustrial.

Resulta “inaceptable”, ha dicho, pensar que la sociedad no va a ganar la batalla frente al incremento del calentamiento global, en cuya tarea ha valorado que la entrada en vigor del Acuerdo de París se vaya a producir “cuatro años antes” de la fecha que se había pensado inicialmente, al hacerlo en 2016 frente al año 2020.

A su juicio, para hacer frente al cambio climático es preciso que cada una de las personas cambien sus “patrones de comportamiento” y asuman más responsabilidad.

“Tenemos hijos que nos corrigen todos los días”, ha enfatizado Figueres, que ha incidido en la “responsabilidad” de la sociedad actual de “entregar a esa generación un planeta no destruido, justo, con posibilidad de recibir a 2.000 millones de habitantes que vienen y que tienen que acomodarse en él”.

Fuente: La Vanguardia