SALA DE PRENSA

Gobierno holandés recurrirá sentencia que le ordena reducir un 25 % emisiones

El Gobierno holandés recurrirá la sentencia de un tribunal de La Haya que le obligó en junio pasado reducir las emisiones de gases contaminantes en al menos un 25 % hasta 2020, tomando como referencia las de 1990, informó hoy el Ejecutivo del primer ministro Mark Rutte en un comunicado.
“El gabinete cuestiona la manera en que el tribunal evaluó la política del Gobierno”, señaló el Ejecutivo, que recurrirá sobre todo la parte de la sentencia en la que el juez alude a la obligación de Holanda de “cuidar” a los ciudadanos ante las emisiones de gases de efecto invernadero.
El tribunal respondió así a la demanda planteada por una organización ciudadana, Urgenda, de la que unos 886 holandeses habían planteado a la corte que el Gobierno neerlandés no estaba haciendo lo suficiente para evitar el cambio climático.
Según dictaminó la corte el pasado 24 de junio, las autoridades gubernamentales “tienen la obligación de cuidar” a los ciudadanos y “no se pueden esconder detrás del argumento de que Holanda es una pequeña parte de un proceso mundial”.
Tras la decisión, el Gobierno de Holanda tiene que aumentar su objetivo de reducción de gases que producen el efecto invernadero del 17 % que se ha fijado para 2020, al 25 % como mínimo en relación a los datos de 1990.
“El gabinete comenzará a aplicar la sentencia inmediatamente, porque la decisión de recurrirla ante una instancia superior no tiene un efecto suspensorio y, más aún, no es la razón por la que se apela” el auto, indicó.
Recalcó que el Gobierno tiene una “ambiciosa agenda para el clima encaminada a reducir sustancialmente las emisiones de efecto invernadero”.
“A fin de decidir qué medidas adicionales serían las más eficaces a corto plazo, en los próximos meses el Gobierno revisará, entre otras cosas, el estudio intraministerial sobre la eficiencia de las medidas de reducción de CO2”, agregó.
La organización Urgenda, que se define en su página web como una fundación centrada en lograr la transición hacia la economía circular mediante las energías renovables, pedía que las emisiones de CO2 en Holanda se reduzcan en 2020 hasta el nivel necesario establecido por los científicos, que es del 40 % en relación a los niveles de 1990.
La organización inició el caso en 2012 después de solicitar por carta al Gobierno de Rutte que actuara en contra del cambio climático, al tiempo que pidió a los holandeses que se sumasen a su acción judicial como codemandantes.
En 2013, la organización recogió las firmas de casi 900 personas para demandar al Gobierno holandés.

Fuente: ABC