SALA DE PRENSA

Europa reparte la reducción de emisiones con poca ambición

La Comisión Europea ha anunciado hoy los porcentajes de reducción de emisiones que deberán aplicar los sectores no regulados en los países miembros en el periodo entre 2021 y 2030. España deberá recortar sus emisiones de CO2 hasta 2030 un 26% frente a las de 2005, según el reparto de esfuerzos propuesto hoy para la agricultura, la gestión de residuos, parte del transporte y la vivienda.

Estos sectores, en los que está incluido el transporte que no sea la aviación, representaron casi el 60 % de las emisiones totales de la Unión Europea (UE) en 2014, de acuerdo con la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario propuso hoy los objetivos nacionales de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para el periodo 2021-2030, “basados en un reparto justo, solidario y eficiente desde el punto de vista de los costes y la integridad medioambiental”, indicó en un comunicado.

Todos los Estados miembros tienen sus propios objetivos nacionales y en común representan una reducción de la UE del 30 % de las emisiones de CO2 con respecto a los niveles de 2005.

La propuesta reconoce las diferentes capacidades de los países miembros para tomar medidas al diferenciar los objetivos acorde al PIB per cápita, lo que implica que Estados miembros con más riqueza tienen metas más ambiciosas que los que tienen menos.

Un objetivo poco ambicioso

Los principales grupos ecologistas han calificado de “insuficiente y poco ambicioso” el objetivo de reducción de emisiones para España.

Para Mar Asunción, responsable del Programa de Clima y Energía de WWF, el hecho de que el año de referencia que se ha tomado para los cálculos sea 2005, cuando “España tenía el máximo de emisiones”, podría suponer que “en lugar de reducir las emisiones las pueda incluso aumentar”.

En el mismo sentido se ha pronunciado Javier Andaluz, experto en Cambio Climático de Ecologistas en Acción, quien ha asegurado que el objetivo está “muy por debajo de lo que España como país enriquecido debería asumir”, teniendo en cuenta además que el año de referencia “es muy favorecedor”.

Por su parte, David Howell, coordinador de políticas ambientales de SEO/BirdLife, ha señalado que el objetivo “no es exigente” y que la Comisión ya ha avisado a España “por no tener las políticas establecidas para cumplir con el objetivo actual hasta 2020”.

Ha recordado que los objetivos de reparto de esfuerzos para cada país propuestos por Bruselas abren la puerta a que los Estados hagan lo propio de manera interna y España “no tiene los mecanismos” para hacerlo.

”Somos el país más vulnerable ante el cambio climático de toda Europa y tenemos que dejar de depender de las tecnologías contaminantes y peligrosas y apostar por liderar la lucha contra el cambio climático y convertirnos en un referente”, ha añadido.

En cuanto al objetivo global de un 30 por ciento menos de emisiones de CO2 con respecto a 2005 para todos los países miembros, Mar Asunción ha asegurado que es “insuficiente para cumplir con el acuerdo de París” y ha asegurado que esa reducción global debería situarse en torno al 45 por ciento.

Fuente: La Vanguardia