SALA DE PRENSA

España deberá invertir 2.500 millones para no tener los coches más viejos de Europa

Reducir la edad media del parque automovilístico nacional no será una tarea fácil y se calcula que habría que invertir unos 2.500 millones de euros en los próximos cinco años en campañas para incentivar la compra de automóviles nuevos a cambio de achatarrar lo más viejos.

Según los datos de la asociación Faconauto, si estas campañas no se llevan a cabo, el parque español seguirá envejeciéndose y en un plazo de un lustro ascenderá hasta una media de 13,7 años, lo que sitúa a nuestro país en el peor lugar de los de la Unión Europea. Un plan de incentivos a la compra de coches nuevos haría que, en el mismo plazo, la edad media se redujera hasta 11,8 años, que sigue siendo alta.

Se trata de sacar de la circulación a una media de medio millón de vehículos cada año, lo que supondría, si se mantiene la estructura que se utilizó en los anteriores Planes PIVE, una subvención estatal de 500 millones anuales para subvencionar con mil euros a cada propietario que achatarre un coche viejo cuando compre uno nuevo. Como sucedía en los PIVE, las redes comerciales de las marcas aportarían una cantidad igual para incrementar las ayudas al cambio de vehículo.

Según las mismas fuentes, de llevarse a cabo estas campañas, el Estado recaudaría un total de 7.722 millones de euros y se reducirían 4,5 millones de toneladas de emisiones de CO2 y 39.134 toneladas de emisiones de NOx, además de un ahorro por menor consumo de 1.479 millones de litros de combustible.

Fuente: La Razón