SALA DE PRENSA

España aumentó un 15% los gases que calientan el clima hasta el 2014

Las emisiones de gases de efecto invernadero bajaron un 4,1% en la Unión Europea en el año 2014, con lo que la reducción total se ha situado en un 24,4% por debajo de los niveles del año 1990, según el inventario publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente. La UE alcanza seis años antes de lo previsto su meta para el 2020, fecha en que debía recortar los gases un 20%, según los compromisos internacionales asumidos al prorrogarse el protocolo de Kioto (que debe ser sustituido antes del 2020 por el Tratado de París para aglutinar a toda la comunidad internacional). Muchos expertos ya habían adelantado que los planes europeos eran poco ambiciosos.

De los 28 países comunitarios, sólo cinco han aumentado sus emisiones de gases en este período; el resto, las redujo. Los países que han engordado su inventario de emisiones han sido Malta (+49,1%), Chipre (+47,9%), España (+15%), Portugal (+6,5%) e Irlanda (+3,7%). En el lado opuesto, destacan la reducción de emisiones cosechadas en Gran Bretaña (-34,3%), Alemania (-27,8%), Dinamarca (-27,6%), Suecia (-24,4), Bélgica (-22%) e Italia (-19,8%), mientras que los países del antiguo bloque del Este alcanzan también recortes incluso superiores al 50% al cerrar sus industrias más obsoletas para incorporarse a la UE.

Energías renovables

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero durante el período de 24 años se debió a una diversidad de factores, incluyendo la participación creciente de las fuentes de energías renovables y la mejora de la eficiencia energética, así como los cambios estructurales en la economía y la recesión económica.

La demanda de energía para calentar los hogares también ha sido menor, ya que Europa ha experimentado en promedio desde 1990 inviernos más suaves, lo que también ha contribuido a reducir las emisiones de acuerdo con un análisis relacionado con el inventario.

Valoración oficial

“Es positivo que Europa haya sido capaz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sustancialmente desde 1990. Se trata de un paso importante hacia la consecución de nuestros objetivos climáticos para el 2030 y el 2050. Con el fin de acelerar la transición hacia una sociedad baja en carbono, nosotros necesitamos potenciar aún más nuestras inversiones en tecnología e innovación dirigidas a reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles”, señala Hans Bruynincks, directora ejecutiva de la Agencia de Medio Ambiente. Todos estos datos proceden del inventario anual de gases presentado ante la UE. En términos absolutos las emisiones de gases se han reducido en 1383 millones de toneladas (hasta situarse en 4282 millones de toneladas en el 2014).

Creció el PIB

La reducción global del 24,4% de las emisiones (el 23% si se incluye la aviación civil) se produjo mientras en paralelo se dio un aumento del 47% del producto interior bruto. Concretamente ese crecimiento fue del 47%

Las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeron en la mayoría de sectores entre 1990 y 2014, y las reducciones fueron de mayores en las industrias manufactureras y en la construcción (-372 millones de toneladas), la electricidad y la producción de calor (-346 millones de toneladas), y la combustión doméstica (-140 millones de toneladas).

Pero no todos los sectores fueron capaces de reducir las emisiones. El transporte por carretera, responsable de la mayor aumento de las emisiones de CO2, creció en 124 millones de toneladas desde la desde 1990 hasta 2014, y en 7 millones entre el 2013 y el 2014.

Por su parte, las emisiones del transporte internacional (aéreo y marítimo), que no están incluidas en los informes oficiales de la Convención de Cambio Climático, también aumentaron considerablemente entre 1990 y 2014 (93 millones de toneladas). Las emisiones de hidrofluorocarbonos (HFC), un grupo de gases de efecto invernadero utilizado en la producción de dispositivos de enfriamiento (como sistemas de aire acondicionado y refrigeradores), también aumentaron (99 millones de toneladas).

Año 2014

Las emisiones de gases en la UE se redujeron en 185 millones entre 2013 y 2014 (4,1%). En este caso, la reducción de las emisiones se debió principalmente a la menor demanda de calor en los hogares debido al invierno muy cálido en Europa. El aumento de las energías renovables, en particular de la energía eólica y solar, también contribuyó a la reducción de las emisiones en 2014. El inventario de gases de efecto invernadero de la Unión Europea abarca las emisiones de dióxido de carbono, metano, óxido nitroso y gases fluorados.

Fuente: La Vanguardia