SALA DE PRENSA

El nuevo presidente del IPCC apuesta por involucrar al sector empresarial en el organismo

El órgano de ciencia climática de Naciones Unidas debe buscar la forma de que el sector empresarial participe en sus procesos. El economista surcoreano Hoesung Lee, que el martes por la noche fue elegido nuevo presidente del Panel de Expertos en Cambio Climático (IPCC), ha dejado claro en su primera rueda de prensa las claves en las que quiere centrar su mandato. “El sector empresarial y de negocios tiene un papel que jugar. Tenemos que encontrar alguna manera de incorporar sus conocimientos y experiencia en nuestro proceso, para hacer nuestra producción más relevante para los políticos”, dijo.

“Es necesario involucrar al sector de los negocios y financiero. Los Gobiernos no pueden resolver solos los problemas del cambio climático. Necesitamos que el sector privado se involucre cada vez más”, insistió. En este sentido, Lee apuntó a que una de las prioridades de la investigación debe centrarse en el precio del carbono.

Tal y como manifestó en una entrevista para “The Carbon Brief” durante su campaña como candidato a estas elecciones, “el trabajo más importante en cambio climático ha sido poner un precio al carbono”.

Algunos dentro del IPCC ven esta cuestión como una decisión política más que científica. Preguntado por esto en su primera rueda de prensa, Lee negó esa apreciación argumentando que “un precio del carbono es lo que nos conducirá a un mundo descarbonizado donde la temperatura no suba más allá de 2ºC”.

«Llegar más lejos»

En este sentido, Hoesung Lee se refirió a que es necesario un enfoque más “de abajo hacia arriba” para elaborar los informes de Evaluación del IPCC. Y aclaró que el IPCC “sigue profundamente comprometido en brindar a los responsables de las políticas la evaluación científica del cambio climático de la mayor calidad, pero podemos llegar más lejos”.

Esto podría suponer un cambio en la forma en que el IPCC ha venido trabajando hasta ahora. Este organismo -fundado en 1988 por dos entidades de las Naciones Unidas: la Organización Meteorológica Mundial y el Programa para el Medio Ambiente- lo que hace es evaluar los miles de artículos científicos publicados cada año para contar a los políticos lo que saben y lo que no acerca de los riesgos relacionados con el cambio climático. El IPCC identifica si hay acuerdo en la comunidad científica, dónde hay diferencias de opinión y dónde se necesita más investigación.

El recién elegido presidente del IPCC explicó que para la siguiente fase de la labor de este organismo se centrarán en “comprender los impactos regionales, especialmente en los países en desarrollo”, al tiempo que cree necesario suministrar más información sobre las soluciones, posibilidades que existen de prevenir el cambio climático y adaptarnos a él. Asimismo, dijo que las emisiones globales de CO2 deben alcanzar el pico en 2030.

Lee advirtió de que “el tiempo corre en nuestra contra para evitar consecuencias irreversibles, se acaba el tiempo ante el cambio climático”. Y citando las conclusiones del quinto Informe de Evaluación de IPCC, publicado el pasado año, afirmó que “necesitamos tener una reducción de al menos un 3 por ciento de las emisiones cada año durante el resto del siglo”.

Hoesung Lee, de 68 años, fue elegido el martes por la noche en segunda vuelta por 78 votos a favor, frente al belga Jean-Pascal van Ypersele, quien obtuvo 56. El IPCC ha elegido ya también a los tres nuevos vicepresidentes: Ko Barrett (Estados Unidos), Thelma Krug (Brasil) y Youba Sokona (Mali), y a los ocho presidentes de los distintos Grupos de Trabajo.

Para el jueves se espera la votación para elegir a los 22 vicepresidentes de los Grupos de Trabajo. En este último grupo se presenta a su reelección como vicepresidente del Grupo de Trabajo II, que se ocupa de Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad, el español José Manuel Moreno, único candidato presentado por el Gobierno para formar parte del “bureau”.

Fuente: ABC