SALA DE PRENSA

China no está entre los países más tóxicos del planeta

La contaminación es una de las mayores amenazas a las que deben hacer frente todos los gobiernos del mundo. Expertos sobre el cambio climático de la ONU advierten que si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan en el mismo nivel que en la actualidad podrían causas un impacto irreversible en el planeta. De hecho, 2016 ha sido oficialmente el año más caluroso desde 1880. El año pasado la temperatura global se situó 1,1 grados centígrados por encima de la que había en la era preindustrial. 2016, además, fue 0,07 grados más caliente que 2015, cuyas altas temperaturas ya fueron un motivo de alarma mundial.

Para actuar sobre los altos niveles de contaminación un estudio elaborado por The Eco Experts, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud i la Agencia Internacional de la Energía, ha elaborado un mapa mundial para identificar los países con tasas más elevadas de toxicidad.

Según el estudio los países árabes, algunos de ellos los más ricos del mundo, como Arabia Saudí, Kuwait, Barhéin, Qatar, o Emiratos Arabes Unidos, son los más tóxicos del mundo. De hecho, estos países son algunos de los mayores productores de gas y petróleo a nivel mundial y los que menos apuestan por las energías renovables.

Aunque parezca sorprendente China, país en que se ha activado la alerta roja por contaminación varias veces en los últimos años, no aparece entre la lista de los 10 países más tóxicos.

Para determinar el nivel de toxicidad de cada país se han tenido en cuenta cinco factores: consumo de energía por cápita, las emisiones de dióxido de carbono, la producción de energías renovables, la contaminación del aire y las muertes relacionadas con la contaminación atmosférica.

En Europa los países más tóxicos son Luxemburgo Bosnia Herzegovina y Bulgaria. Sorprendentemente España aparece como un país menos tóxico que los países nórdicos, que son naciones muy progresista hacia la sostenibilidad y las energías renovables, la razón es su gran consumo de energía debido al clima frío y la poca luz natural durante el invierno. Por ejemplo, Islandia tiene el mayor consumo de energía del mundo, con Noruega, Finlandia y Suecia clasificándose entre los 10 primeros.

Por otro lado, el estudio determina los países menos tóxicos del planeta, todo localizados en África. Encabezan el ránquing Kenia, Tanzania, Etiopia y Mozambique.

Eco Expert espera que esta investigación ejerza una presión aún mayor sobre los líderes mundiales para que establezcan medidas contundentes contra el cambio climático con la esperanza de salvar al planeta de un futuro peligroso.

Fuente: La Vanguardia