SALA DE PRENSA

Cataluña disminuyó un 0,2% sus emisiones de CO2 en 2016

Las 124 instalaciones de Cataluña sujetas al régimen europeo del comercio de CO2 emitieron en el año 2016 un total de 14,1 millones de toneladas de CO2, un 0,2% menos que el año anterior.

Según ha informado la Generalitat, los sectores de la cogeneración y de la refinería redujeron sus emisiones en poco más de 200.000 toneladas de CO2 en conjunto, mientras que las cementeras lo aumentaron en más de 100.000.

La Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Generalitat ha validado los informes verificados de las emisiones de las instalaciones incluidas en la ley que regula el Régimen del Comercio de Derechos de Emisión (RCDE) de Gases de efecto invernadero (GEI) correspondientes al año 2016.

En Cataluña, las instalaciones incluidas en el RCDE, y de las que se ha validado el informe anual de emisiones han sido 124, que son las responsables de aproximadamente un 30% de las emisiones de GEI.

Desde 2013, año de inicio de la fase III del Régimen Comunitario de Derechos de Emisión de Gases de efecto invernadero, en el que entraron en vigor las reglas de funcionamiento del esquema del mercado desde 2013 hasta 2020, el incremento global de las emisiones ha sido de un 6,8%.

Por sectores, según la Generalitat, el eléctrico, que en 2015 aumentó las emisiones en casi un 30%, este año lo ha hecho ligeramente (1,8%).

Del total de emisiones cubiertas por el RCDE, un 81% son debidas a la combustión, ya sea en centrales de producción eléctrica como en instalaciones de procesos industriales, mientras que un 19% son emisiones de proceso, mayoritariamente asociadas a la descarbonatación de materias primas.

Durante el año 2016 se consolidó y aumentó la tendencia iniciada en 2013 de aumento del diferencial entre las emisiones y la asignación gratuita, llegando a los 4,28 millones de toneladas de CO2 que las instalaciones situadas en Cataluña deberán de adquirir y entregar para cumplir con las obligaciones que establece el régimen de comercio de derechos de emisión.

Este déficit de derechos se concentra en el sector energético (generación de energía eléctrica -que no tiene asignación gratuita de créditos- y combustión).

Fuente: El Periódico