SALA DE PRENSA

Are we moving as quickly as we should? It’s to up! . Rockwool Peninsular S.A.U. Enero 2015

(¿Estamos Avanzando tan rápido como deberíamos?)

Para dar respuesta a esta pregunta GBC.E, organizó el pasado mes de octubre en Barcelona un Congreso mundial que congregó a científicos, investigadores, urbanistas, políticos, fabricantes de materiales, ONG’s, organismos gubernamentales, periodistas, universitarios y expertos en sostenibilidad provenientes de todo el planeta. Este evento que se celebra cada 3 años es promovido por SBCI‐UNEP, CIB, iiSBE, FIDIC y  World GBC.
Más de 3200 personas debatieron durante tres días sobre el futuro del planeta desde el punto de vista de la sostenibilidad de la construcción y la gestión de los recursos naturales necesarios para albergar a las generaciones venideras que irremisiblemente se trasladarán de las zonas agrícolas a las grandes urbes. Hay que tener en cuenta que en 1950 la población del planeta se calcula en 2,5 billones de personas, en este momento la población se estima en 6.1 Billones y para el 2015 se superarán los 8.9 Billones de ciudadanos.
La asistencia de un numeroso grupo de congresistas procedentes de países emergentes propició el intercambio de argumentos y de puntos de vista que mostraron lo diverso que resulta el planeta y las soluciones que deben acometerse, siempre difíciles de extrapolar.
Hay que preguntarse: ¿Qué modelos precisamos en cada situación para asegurar la satisfacción de las necesidades de habitabilidad, la mejora progresiva de las condiciones de vida y el mantenimiento de la calidad del medio?¿Qué estrategias nos pueden conducir hacia esos modelos?¿Qué hojas de ruta precisamos para implantarlas?
Entre los temas tratados básicamente propuestos desde los países avanzados destacó las llamadas “Declaraciones Medio ambientales de Producto” (EPD’s) y el “Análisis del Ciclo de Vida de los Productos” (LCA) poniéndose de manifiesto las diferentes maneras de acometer la caracterización del impacto de los productos en el medioambiente, la huella de carbono, la energía embebida, los residuos producidos, el agua y la energía consumida etc.
Las herramientas informáticas para evaluar el impacto medioambiental de los edificios también fueron motivo de algunas sesiones de trabajo: BREAM, LEED, VERDE, y otras marcas defendieron la idoneidad de sus sistemas, y los vivos debates demostraron el interés de los arquitectos y urbanistas en disponer de elementos que permitan evaluar los impactos ambientales de los nuevos edificios y barrios en el entorno.
La rehabilitación de edificios se impone desde hace años como estrategia para ahorrar en recursos, es desde un punto de vista ecológico mejor rehabilitar un edificio que destruirlo y construir uno de nuevo, múltiples experiencias muestran el excelente resultado de las actuaciones llevadas a cabo en diversos países, frecuentemente mediante planes a escala de barrio, que permiten acometer grandes cambios a bajo coste gracias a la economía de escala. Estas actuaciones permiten además mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, el esponjamiento de los barrios, el incremento de la luz y de la ventilación, el pavimentado de calles y la ordenación de los servicios ha servido para rejuvenecer ciudades enteras.
A la fiebre de la rehabilitación se le ha asociado la fiebre por la recuperación de residuos para darles nuevas aplicaciones, así determinados residuos son reincorporados a los procesos industriales como materia prima para fabricar otros productos, con aplicaciones diferentes. La gran asignatura pendiente consiste en la generación de la gestión de los residuos, en encontrar quien está dispuesto a utilizar tal o cual subproducto para incorporarlo a su proceso, el aseguramiento sostenido del suministro, la estabilidad del precio.
En no pocas sesiones se trató sobre el factor humano, y es que la mayor parte de las decisiones las tienen que tomar los ciudadanos, ciudadanos que no siempre disponen del conocimiento o la formación para tomar determinadas decisiones, por ello se hace una llamada al incremento de la inversión en educación, sin ella resulta difícil sensibilizarlos sobre el uso o el abuso del consumo de determinados recursos, claramente nos referimos al agua, a la madera, y al uso de productos foráneos,  productos que es preciso importar de lejanos complejos industriales. Potenciar el uso de productos de la construcción de proximidad ya adaptados a la zona climática.
Para hacer las ciudades más confortables es necesario mejorar la calidad del aire y el confort acústico, la polución por ruido es uno de los mayores problemas sanitarios que tienen las ciudades. ROCKWOOL organizó una sesión dedicada a este tema donde se puso de manifiesto la existencia de soluciones y la necesidad de aplicarlas en el diseño de nuevas ciudades.
En otra sesión se discutió sobre el alto grado de contaminación que producen los incendios, las grandes masas de gases que se disipan en la atmósfera (frecuentemente tóxicos) deterioran irremisiblemente el entorno natural, el agua empleada en combatir los incendios una vez contaminada es devuelta al medio sin tratamiento alguno, la conferencia evidenció la necesidad de pensar las ciudades huyendo de la construcción (en lo posible) de materiales orgánicos.
En el siglo XXI  explotará la construcción industrializada, con lo que la construcción de barrios o ciudades se realizará en relativamente poco tiempo, la construcción de nuevas urbes en poco tiempo requiere de una planificación previa que tenga en cuenta que se disponen de los recursos necesarios, accesos, servicios. Mucho se habló de la adecuación, en el sentido de que determinadas soluciones constructivas válidas en ciertos países no lo son en otras, se habló de las faraónicas obras realizadas en países ricos en petróleo para cuyo mantenimiento es preciso gastar ingentes cantidades de energía y de otros recursos.
El objetivo final del Congreso Mundial SB14 consistía en la puesta en marcha en el sector de la edificación de un plan de acción que le permita dar, antes de 2050, una respuesta rápida y efectiva a los retos globales, sociales y ambientales, a los que se enfrenta desde las diferentes realidades existentes en el mundo. En el próximo Congreso WSB17 que se celebrará en Hong Kong debemos vislumbrar los primeros pasos de la puesta en marcha de este Libro de Ruta hacia un mundo más sostenible.
Desde ROCKWOOL y como miembros de GBC.E hemos dado un fuerte apoyo al Congreso WSB14, lo consideramos una plataforma única para el intercambio de ideas, y el conocimiento de técnicas y productos, por ello presentamos productos aislantes con contenidos superiores al 5=% de materias primas procedentes de reciclado de residuos de otros procesos industriales, presentamos las Declaraciones Medio ambientales de nuestros productos y nuestros sistemas de aislamiento térmico, aislamiento acústico, y las soluciones para la protección contra el fuego

Jordi Bolea
Institutional Relations
& Health and Safety Officer

Rockwool Peninsular S.A.U.

Empresa Miembro de la FEC